2013: Se fue volando

Y se nos va otro año. Es el momento de cerrar el libro de 2013, hacer propósitos para 2014, descartarlos porque sabes que no los vas a cumplir (borrado: irme a dormir diariamente a medianoche) y fijar los propósitos de verdad (3am, no debe ser tan difícil). 

En el recuento de 2012 la palabra clave era cansancio y 2013 ha tenido algo de eso. Ha sido otro año muy intenso, aunque en realidad no tan duro en términos de trabajo como el anterior.

He trabajado a tope, viajé varias veces, conocí sitios nuevos y gente valiosa, terminé un máster y empecé otro, crecí como persona y en lo profesional,… y sin embargo siento que algo falta.

Si una lección me ha dejado este año es que tengo que disfrutar el momento. 2013 se ha ido volando y no quiero que 2014 pase frente a mí a esa misma velocidad.

Tan ha sido un año frenético que éste es probablemente el recuento anual al que menos minutos le he dedicado. Tendré que hacer ajustes a mi ritmo de vida y a mis prioridades sin duda para que el próximo me obligue a darle mucho más tiempo.

Esta entrada fue publicada en Vida y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s