Athletic de Bilbao 0-3 Real Madrid: Alirón merengue en la Catedral

Para qué esperar más. El Real Madrid quería cantar el alirón ya y si no era en casa qué mejor lugar para hacerlo que en plena Catedral. San Mamés fue testigo de cómo el cuadro merengue consiguió su liga número 32 con un apabullante 0-3 sobre un Athletic de Bilbao que quizá no mereció ser tan castigado, pero que pagó sus fallas defensivas ante un rival inmisericorde.

La noche se le venía encima al conjunto vasco desde el minuto 11. Javi Martínez cometía una mano tonta en el área –quizá involuntaria, pero tonta por la forma en que saltó– y regalaba a Cristiano Ronaldo la posibilidad de encaminar al cuadro merengue a la victoria. Pero el portugués, quizá demasiado confiado, quizá con el fantasma del penalti fallado la semana pasada ante el Bayern Munich, lanzó su disparo al centro y Gorka Iraizoz alcanzó a desviar.

Pero la decepción merengue no duró ni cinco minutos. Mesut Ozil y Gonzalo Higuaín se combinaron para que el argentino culminara con un gran tiro desde el borde del área para el 0-1 y antes de llegar al 20’ el alemán añadió el segundo a servicio de Cristiano. Entre ambos goles, el Athletic reclamaba un penal de Khedira que el árbitro Teixeira Vitienes no concedió.

Recibidos los dos mazazos, los Leones mostraron la garra y trataron de responder a base de intensidad y talento, poniendo en varias ocasiones en peligro la meta de Iker Casillas. Sin embargo, lo más cerca que estuvieron del 1-2 fue en un disparo de Ibaí Gómez que fue al palo.

Y el Madrid mató rápido tras el descanso. Higuaín estuvo a punto de marcar el tercero con un jugadón y en el córner que le siguió CR7 aprovechó la mala marca de la defensa para sentenciar el encuentro. La Liga ya era merengue.

San Mamés nunca se rindió, ni en el graderío ni en el campo. Los aficionados vascos no dejaron de cantar, salvo para abuchear una terrible decisión de Teixeira Vitienes el mostrar una injusta segunda amarilla a Javi Martínez y para abuchear a Cristiano Ronaldo. Los Leones nunca pararon de correr, de intentar, de luchar por no permitir que el Madrid consiguiera lo que antes ningún otro visitante había logrado: cantar el alirón en la Catedral.

Fue un esfuerzo valiente, pero en vano. La coronación merengue era mera cuestión de minutos. Llegó el 90 y con éste el silbatazo final. Real Madrid es campeón de La Liga 2011-2012.

* Crónica publicada originalmente en Goal.com

Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s