100 días en Barcelona

Hoy, 31 de enero, se cumplen exactamente 100 días de mi llegada a Barcelona. Quizá no son muchos, pero parecen tantos y se han ido tan rápido que me ha sorprendido encontrar esa nota en el calendario; la puse casi en plan de broma poco después de mi arribo y resulta que ya llegamos a ese punto en el camino.

Supongo que si el tiempo se ha ido como agua es porque la he pasado muy bien. Poco a poco descubro que efectivamente estoy aprendiendo en el diplomado al que me apunté, he recuperado la costumbre de hacer ejercicio, encontré nuevos amigos, fiesta no ha faltado y la ciudad es simplemente espectacular.

Que mis Pats hayan llegado al Super Bowl y tengan oportunidad de cobrar revancha de los Gigantes sin duda contribuye a mi buen humor. Tener ya dónde ver el partido en pantalla gigante en lugar de la computadora y sin que nos corran al medio tiempo es la hooossstia.

Claro, no todo es color de rosa. Es duro ir por la calle y notar los efectos de la crisis cada tantos pasos; es triste saber que ya no veré a mis seres queridos tan seguido como antes; es raro no poder ir por unos tacos o tamales (vaya, se puede, pero una ración de niño cuesta más de 10 euros); es castrante que los bares cierren tan temprano.

Pero con sus altas y sus bajas Barcelona me está dando lo que yo tanto deseaba al brincar el charco: un cambio de escenario, un sitio con mejor calidad de vida, dejar la sensación de que en cualquier momento me pueden asaltar cuando voy por la calle de noche, conocer gente de muchos sitios distintos y poder identificarme con ellos, aprender herramientas que me servirán en lo profesional, más vida social…

Quizá más adelante empiece a realmente extrañar México, pero por ahora éste es mi lugar. No, aún no hablo como Hugo Sánchez y Carlos Vela –aunque admito que cada vez me resulta menos extraño el mola, pijo o cutre–, pero por primera vez en mucho tiempo me siento realmente a gusto con dónde estoy y cómo vivo.

Van 100 días en Barcelona. Vamos por otros 1000.

Esta entrada fue publicada en Vida y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 100 días en Barcelona

  1. Paco dijo:

    Me gusta mucho la forma que lo relatas, me hace sentir melancólico pero así son las cosas. Buena vibra y muchos años en España

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s