NFL 2011: 10 apuntes de la Semana 8

1. Pittsburgh se quita de encima el fantasma de Nueva Inglaterra
Por fin, los Acereros lograron ganarle uno a los Patriotas con Tom Brady en el terreno. Pittsburgh dio un gran partido a la defensiva, nulificando en largos lapsos al mariscal número 12, mientras que su ofensiva logró varias series prolongadas para controlar el ritmo del partido y erigirse como el mejor equipo de la Conferencia Americana hasta el momento.

Apenas hace unas semanas comentábamos que el conjunto acerero estaba en declive debido a la edad de su defensiva, pero el entrenador en jefe Mike Tomlin y el coordinador defensivo Dick LeBeau han encontrado la fórmula para mantenerse en la élite y amenazar con su tercer viaje al Super Bowl en los últimos cuatro años.

Por supuesto, es aún muy temprano para descartar a Bill Belichick y sus pupilos, pero sin duda el entrenador de la sudadera rasgada tendrá que trabajar mucho, en especial a la defensiva, rankeada actualmente como la peor de la liga en yardas admitidas, aunque en puntos permitidos se coloca como al número 16 de la NFL.

2. San Luis sobre Nueva Orleáns, recordatorio de que no hay partido fácil
Los Santos venían de una victoria por 62-7 sobre los Potros de Indianápolis, los Carneros de una derrota por 34-7 ante los Vaqueros de Dallas. Y sin embargo, con el mariscal suplente A.J. Feeley al mando, San Luis venció a Nueva Orleáns por 31-21.

Fue sin duda el resultado más sorpresivo de la semana, pero fue una victoria justa. Los Carneros salieron totalmente decididos a pasarles por encima a los Santos y dominaron el encuentro claramente. Definitivamente no parecía un duelo al que un equipo llegó con marca de 0-6 y el otro con 5-2.

3. Esta semana no hubo milagro de Tim Tebow
Por segunda semana consecutiva, Tim Tebow tuvo un partido desastroso como mariscal de campo titular de los Broncos de Denver. La diferencia fue que esta vez el rival eran los Leones de Detroit, no los terribles Delfines de Miami, y no tuvo oportunidad de lograr un regreso milagroso en los últimos cinco minutos.

Salvo por esas dos series finales ante Miami, Tebow se ha visto realmente terrible en los controles de Denver. Ante Detroit finalizó con 18 de 39, 172 yardas, un touchdown, una intercepción y un balón suelto. Los dos turnovers fueron devueltos para anotación, mientras que su pase a las diagonales fue en el cuarto periodo, con el marcador 45-3 a favor de Detroit.

De momento, el coach John Fox lo mantendrá como titular para el partido ante Oakland, pero el tiempo se le agota al egresado de Florida para demostrar que merece el puesto.

4. ¿Qué le está pasando a Baltimore?
El lunes de la semana pasada, los Cuervos cayeron sorpresivamente ante los Jaguares de Jacksonville. Este domingo, apenas lograron rescatar el triunfo tras ir perdiendo por 21 ante los débiles Cardenales de Arizona… y ahora les toca visitar a unos sedientos de venganza Acereros de Pittsbutgh.

Pese a su récord de 5-2, Baltimore parece ahora un equipo distinto al que aplastó a Pittsburgh en el juego inaugural de la temporada. Joe Flacco no consigue dar el estirón para entrar en la élite de los mariscales de campo y con Cincinnati colado en la pelea por la división el conjunto de negro y morado necesita despertar antes de que sea tarde.

5. San Diego se autodestruye, Kansas City es contendiente
Philip Rivers está teniendo un año desastroso y su balón suelto en los segundos finales del cuarto periodo, cuando los Cargadores tenían todo para anotar el gol de campo de la victoria, fue probablemente su momento más bajo de la temporada.

Habrá que ver si el mariscal de campo logra levantarse o, por el contrario, sigue cavando más profundo. Lo que cada vez queda más claro es que a San Diego su ventana de oportunidad para ganar un Super Bowl se le está cerrando rápidamente.

Del lado de los Jefes, suman ya cuatro victorias en fila para provocar un triple empate en la AFC Oeste con los Cargadores y los Raiders de Oakland, a quienes apenas la semana anterior blanquearon en el horrendo debut de Carson Palmer.

Pese a las lesiones de jugadores clave, el coach Todd Haley se las ha arreglado para enderezar el rumbo de la nave roja y en este momento podríamos decir que Kansas City es el favorito para llevarse un segundo título divisional en fila. Sus próximos dos partidos son ante Miami y Denver; suena a una gran oportunidad para colocarse 6-3.

6. Viene lo más difícil para los Gigantes
Se esperaba un partido más sencillo para Nueva York, pero los Gigantes tuvieron que venir de atrás para vencer 20-17 a los Delfines de Miami. Esta victoria, por marginal que fuera, es clave para las aspiraciones del conjunto neoyorquino de meterse a la postemporada.

En este momento los Gigantes lideran la NFC Este con 5-2, mientras Filadelfia, Washington y Dallas están empatados en 3-4. Sin embargo, esa ventaja podría desvanecerse rápidamente.

Los próximos cinco partidos del equipo de Tom Coughlin son: en Nueva Inglaterra, en San Francisco, recibe a Filadelfia, en Nueva Orleáns, recibe a Green Bay. Simplemente brutal. Pensar en un 0-5 en ese lapso no es del todo descabellado; un 2-3 probablemente sería bien recibido en Nueva York, para quedar con un decente 7-5 y cerrar el año con dos partidos ante Dallas, recibir a Washington y “visitar” a los Jets.

7. Filadelfia por fin despertó
Hace tres semanas, luego de caer ante Buffalo y quedar con marca de 1-4, las Águilas de Filadelfia parecían en camino a ser la gran decepción de la temporada. Pero con su victoria del domingo sobre Dallas el equipo de Andy Reid parece por fin haberse convertido en el contendiente que todos esperábamos.

Fue un juego casi perfecto de las Águilas, lideradas por un impresionante LeSean McCoy (185 yardas y dos touchdowns por tierra, 15 yardas por aire) y un Michael Vick muy parecido a la máquina precisa de la temporada pasada (21 de 28, 279 yardas y dos touchdowns por aire, 50 yardas por carrera).

Filadelfia aún tiene marca perdedora (3-4), pero sin duda tiene potencial para venir de atrás y meterse a la postemporada.

8. Los Empacadores, ¿camino al 16-0?
En algunos medios estadounidenses ya se están haciendo esta pregunta: ¿pueden los Empacadores terminar invictos la temporada regular? Sí, son el último equipo invicto (7-0) y han lucido impresionantes en esta primera mitad del calendario, pero suena a demasiado pronto para pensar en el 16-0.

Por lo pronto, Green Bay va por su octavo triunfo en San Diego, un partido que debería ser complicado, aunque por lo mostrado últimamente por los Cargadores quizá no lo sea tanto. De cualquier forma, si no es San Diego, rivales como Detroit (dos partidos), Tampa Bay, Gigantes de Nueva York, Chicago y Kansas City seguramente tendrán algo que decir en la ruta a la temporada perfecta.

9. Los 49’s, virtuales campeones de la NFC Oeste
Puede ser muy pronto para pensar en una temporada invicta para Green Bay, pero desde ahora la NFC Oeste parece sentenciada a favor de los 49’s de San Francisco, líderes con marca de 6-1, contra el 2-5 de los Halcones Marinos de Seattle y 1-6 de Cardenales de Arizona y Carneros de San Luis.

Ningún otro líder divisional tiene ventaja mayor a dos juegos, mientras los 49’s ya tienen cuatro partidos de margen. A esto hay que sumar un calendario relativamente sencillo para la segunda parte de la temporada, que incluye cinco juegos dentro de su división y la visita del próximo domingo a unos alicaídos Pieles Rojas de Washington.

Sólo los Gigantes de Nueva York, Cuervos de Baltimore y Acereros de Pittsburgh lucen como grandes piedras en el camino de San Francisco, pero incluso si tropiezan en esos tres partidos, no sería suficiente para que sus “perseguidores” los alcancen.

10. Cam Newton, el novato del año… en el Fantasy
No cabe duda que Cam Newton ha tenido un gran impacto esta temporada al frente de las Panteras de Carolina. El peor equipo de 2010 es ahora un cuadro más competitivo y la llegada del ex mariscal de la Universidad de Auburn es sin duda uno de los factores clave para esta mejoría.

Pero si bien Newton ha logrado grandes números en sus primeros ocho partidos (2393 yardas por pase y 319 por carrera), éstos han sido de mayor impacto en las ligas de Fantasy que en el destino de su equipo. Cam suma también nueve intercepciones y tres balones sueltos, algunos de ellos en decisiones muy cuestionables que le costaron caro a las Panteras.

De cualquier forma, gracias a sus estadísticas Newton probablemente ganará el premio al Novato Ofensivo del Año. Merece estar entre los candidatos, cierto, pero más mérito tiene Andy Dalton, el mariscal de TCU que tiene a los Bengalíes con marca de 5-2.

Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s