Las 10 cosas que me quedé con ganas de hacer en el DF

Estoy en el aeropuerto, a escasos 90 minutos de partir a la aventura europea. Barcelona es mi destino y espero que no sea una simple escala de unos meses, sino una nueva etapa de varios años.

Luego de siete temporadas, es buen momento para dejar la Ciudad de México, una ciudad que odié al principio, toleré a la mitad del camino y a la que poco a poco me acostumbré. A decir verdad, ya no me veo viviendo en un sitio distinto al DF si he de regresar a mi sufrido país el año que viene.

Y aunque fueron siete largos años en la tierra de las marchas cada tres días y obras cada tres cuadras, he de reconocer que hubo bastantes cosas que por falta de tiempo o desidia me quedé sin hacer.

Son, quizá, un buen pretexto para convencerme de regresar algún día. He aquí el top 10 de lo que Chilangolandia y un servidor tenemos pendiente:

1. Ir a las luchas en la Arena México. Qué puedo decir, soy fan de ver gente dándose en la mauser, pero por varios factores rara vez tenía los viernes en la noche libres… y luego me hice fan de la WWE.

2. Conocer Xochimilco. Entre que me quedaba muy lejos y que no había pretexto para ir, nunca me animé a dar la vuelta.

3. Subir al mirador de la Torre Latinoamericana. Seguramente tiene menos chiste del que uno se imagina, pero al menos hay que hacerlo una vez y tomar un par de fotos.

4. Manejar. Vaya, alguna vez tuve que mover un carro por alguna emergencia, pero nunca experimenté en realidad los embotellamientos y demás peripecias del automovilista defeño.

5. Participar en el paseo ciclista nocturno. Aquí sí fue por flojo; sí fui un habitual del Ciclotón de los domingos, pero nunca me animé a llevarme la bicla al paseo de los sábados.

6. Trabajar en una estación de radio. Quienes me conocen saben que hablo tan rápido que probablemente la radio sea el medio menos indicado para mí, pero eso no quita que me gustaría tener la experiencia.

7. Hacer el tour a Teotihuacan. Con la pena, hay que pararse muy temprano y eso no es lo mío… debí probar irme en vivo.

8. Ir a un concierto en Bellas Artes. No es que sea el principal defensor de la cultura o tenga gustos muy finos, pero tampoco se vale ser naco 24/7.

9. Asistir a un show en el Teatro Blanquita. Nunca se dio que hubiera un espectáculo que me interesara mucho y tuviera con quién ir, pero es de las cosas que más pena me da no haber hecho ya.

10. Subirme a la Línea 12 del Metro. Caray, dos años aguantando las @$%&!# obras a tres calles de mi casa y resulta que no me va a tocar aprovecharla.

Esta entrada fue publicada en Viajes, Vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s