NFL 2011: 10 apuntes de la Semana 5

1. Rex Ryan está perdiendo a los Jets
Tres derrotas consecutivas. Un receptor veterano fichado en la pretemporada es intercambiado a Houston por poco más que un McTrío. El mariscal franquicia que ganó cuatro juegos de playoffs en sus dos primeras temporadas luce en franca regresión.

Es oficial: los Jets de Nueva York están en crisis. La salida de Derrick Mason a unos días de criticar al coordinador ofensivo Brian Schottenheimer –aunque los Jets insistan en que fue una decisión basada en lo deportivo– es una muestra de que Rex Ryan empezaba a perder control del vestidor y decidió mandar un mensaje claro a los jugadores: rinden o se van.

En su intento por fichar estrellas de gran nombre como Plaxico Burress y Nnamdi Asomugha –quien a final de cuentas terminó en Filadeldia–, Ryan y los Jets dejaron ir a veteranos como Jerricho Cotchery, Damien Woody, Tony Richardson y Shaun Ellis. El liderazgo que estos jugadores ejercían en el vestidor se extraña bastante.

2. La NFC Norte manda
Los Empacadores de Green Bay y los Leones de Detroit se mantienen como los únicos invictos en la NFL con marca de 5-0. Es la primera vez desde 2004 que dos equipos de la misma división (la NFC Norte ahora, Patriotas de Nueva Inglaterra y Jets de Nueva York de la AFC Este entonces) comienzan la campaña con dicho registro.

Las victorias de ambos han sido de diversos estilos: han tenido palizas, duelos cerrados y regresos de desventajas considerables; el calendario de Green Bay ha sido quizá un poco más complicado, en especial el enfrentamiento ante los Santos de Nueva Orleans, pero sin duda ambos lucen como series contendientes en la Conferencia Nacional.

3. San Diego por fin aprendió a ganar temprano
Uno de los principales problemas de los Cargadores de San Diego en las últimas temporadas fue su falta de resultados en septiembre y octubre. Una y otra vez el cuadro fronterizo comenzó la temporada con marca negativa, teniendo que remontar en las últimas semanas para colarse a los playoffs; el año pasado ya no fue suficiente la reacción tardía.

Este año ha sido diferente. San Diego marcha con marca de 4-1 y parece encaminado a llevarse con claridad el título de la AFC Oeste. Terminar entre los dos primeros sembrados de la Conferencia Americana sin duda sería una gran ventaja para los Cargadores en su lucha por llegar al Super Bowl.

4. ¿Qué arreglar primero en Filadelfia?
Las Águilas de Filadelfia se confirman como la mayor decepción de la temporada tras caer ante los Bills de Buffalo para dejar su marca en 1-4. Como están las cosas en la Conferencia Nacional, los pupilos de Andy Reid deben ganar al menos nueve de sus restantes 11 partidos para poder colarse a los playoffs.

El pequeño detalle es que las Águilas tienen numerosos problemas por corregir antes de pensar en una racha ganadora. Filadelfia comete demasiados errores de concentración (como el off-side que sentenció el partido ante los Bills), sufre para proteger el balón y tiene un muy mal manejo del reloj (el talón de Aquiles de Andy Reid por años).

Quizá lo más preocupante es el estado de la línea ofensiva. Como destaca Peter King en su columna del lunes en SI.com, las lesiones obligaron a Filadelfia a encarar el juego ante Buffalo con cinco jugadores que no eran titulares (al menos en la posición que jugaron este domingo) apenas hace unos meses.

5. Llegó la hora de Tim Tebow
Hace apenas una semana les decía que Tim Tebow tendría que esperar sentado para tener una oportunidad con los Broncos de Denver. Obviamente me equivoqué; tras una horrenda primera mitad de Kyle Orton ante los Cargadores de San Diego, el entrenador John Fox decidió que era tiempo de ver si Tebow podía cambiar las cosas.

Los números de Tebow no fueron muy buenos que digamos –apenas completó cuatro de 10 pases–, pero al menos Denver se acercó en el partido y tuvo una oportunidad en la última serie ofensiva de darle la vuelta al marcador, por lo que Fox ya decidió que el egresado de Florida será titular tras la semana de descanso de los Broncos.

Lo más curioso del asunto es que, aunque Denver jugará como visitante, Tebow estará en casa: los Broncos visitarán a los Delfines de Miami, que incluso ya tenían programado un homenaje a los jugadores del equipo de la Universidad de Florida que fue campeón en 2008 –Tebow incluido–.

6. ¿Cuál Pittsburgh es el de verdad?
Una semana, los Acereros de Pittsburgh son despedazados por los Cuervos de Baltimore; la siguiente, destrozan a los Halcones Marinos de Seattle. En la semana 4 los Texanos de Houston los superan con claridad; en la 5 ellos despachan fácilmente a los Titanes de Tennessee.

Ha sido una temporada muy rara para los Steelers, que un día parecen en franco declive y al siguiente se levantan y lucen como contendientes. El talento sigue ahí, pero a menos que dejen atrás la inconsistencia no serán factor en diciembre y enero.

7. San Francisco confirma que es contendiente
Qué diferencia puede hacer un buen entrenador en jefe. Hace un año Mike Singletary comandaba a un equipo acostumbrado al fracaso; hoy Jim Harbaugh, prácticamente con la misma base de jugadores, tiene a los 49’s de San Francisco cómodamente instalados en el liderato de la NFC Oeste con marca de 4-1.

El 48-3 que le propinaron a los Bucaneros de Tampa Bay (un equipo que llegaba con marca de 3-1 a este partido) fue la confirmación de que los 49’s son claros favoritos para ganar su división. Resta por ver hasta dónde pueden llegar en los playoffs, pero al menos han recuperado el aura triunfadora de mejores tiempos.

8. Doug Baldwin, el anti-Aaron Curry de Seattle
La semana pasada platicaba el caso de Aaron Curry, el apoyador que de ser “el pick más seguro” del draft de 2009 terminó encontrando la puerta de salida con los Halcones Marinos de Seattle, que justo este miércoles lo acaban de mandar a los Raiders de Oakland a cambio de turnos menores en los reclutamientos de 2012 y 2013.

Ahora vamos con la otra cara de la moneda: Doug Baldwin, un receptor que se ha convertido en la sensación en Seattle tras arribar como novato agente libre hace poco más de un par de meses.

A diferencia de Curry, quien fue una de las estrellas colegiales más seguidas previo al draft de 2009, Baldwin apenas generó interés tras graduarse de Stanford. El receptor pasó de largo por las 256 selecciones de este año, y tuvo que esperar hasta el final del paro laboral para encontrar acomodo en Seattle. Allí, su experiencia en Stanford –una de las ofensivas más similares a las de la NFL– rindió frutos rápidamente, convirtiéndolo en la opción favorita para jugar desde la ranura.

Tras cinco partidos, Baldwin lleva ya 20 recepciones. Sólo dos novatos superan esa cifra: A.J. Green de Cincinnati y Julio Jones de Atlanta, quienes fueron seleccionados en los turnos 4 y 6 global del pasado draft.

9. Cincinnati levanta la mano
Otro equipo que ha superado las expectativas es Cincinnati. Los Bengalíes lograron su tercera victoria de la temporada con otra inspirada actuación de su defensiva, que es de momento la mejor de la liga.

Sin grandes estrellas, los Bengalíes son los mejores en yardas y primeros y 10 concedidos, además de sextos en puntos recibidos por partido. A esto se suma una ofensiva muy joven pero llena de talento, en la que destacan el mariscal Andy Dalton, el receptor A.J. Green y el ala cerrada Jermaine Gresham.

La AFC Norte es la división más fuerte de la liga hasta el momento (tres equipos con marca ganadora y los Cafés de Cleveland con récord de 2-2), por lo que los Bengalíes batallarán mucho para llegar lejos esta temporada, pero al menos han demostrado que tienen armas para pelear con Cuervos y Acereros.

10. Just keep winning, baby!
Los Raiders de Oakland rindieron un sentido tributo al fallecido Al Davis, derrotando a los Texanos de Houston con una intercepción en las diagonales en la última jugada del partido. Muy significativo fue también el hecho de que el pateador Sebastian Janikowski, por quien muchos criticaron a Davis tras seleccionarlo con su primera ronda del draft de 2000, igualó una marca de la NFL al conectar tres goles de campo de más de 50 yardas en el partido.

Pero el tributo no puede terminar ahí. La legendaria frase “Just win baby!” de Davis debe permanecer en el ánimo del equipo, que por primera vez en muchos años parece tener opciones reales de colarse a la postemporada.

Sígueme en Twitter: @luisrha

Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s