Adiós a mi departamento

Acabo de terminar de sacar las cosas del que hasta hoy fue mi departamento. Fueron necesarias más de tres horas e incontables escalones para trasladar ropa, aparatos, dvd’s y muchísimos recuerdos al cuarto tres pisos abajo que será mi refugio temporal hasta tomar el avión para cruzar el charco.

No lo veía venir, pero estoy triste. De repente, minutos después de bajar la última caja, sentí la imperiosa necesidad de regresar y echar un último vistazo, pasar al menos unos instantes más en el que fue mi hogar por tres años y cuatro meses.

Y ahora, de vuelta frente a la computadora, en lugar de terminar el trabajo que tengo pendiente, prefiero dedicarle unas líneas de despedida a mi depa. Mi primer depa.

Puede sonar ridículo, lo sé. No tiene sentido emocionarse por simples cuatro paredes. Pero así como uno siempre guarda un recuerdo especial del primer beso, la primera vez que deja la casa de los papás, el primer trabajo, mi departamento fue el paso final a la edad adulta.

Ya no más tener que acoplarme con un roomie. Ya no más estar de arrimado con una tía. Ya no más depender de la familia para completar el mes. Ya no más por fin vivir solo, pero en un cuartito minúsculo y compartir la cocina con otros 25.

Mi depa fue el signo de mi independencia. No era muy grande, apenas le pusieron un piso bonito hace unos meses, las goteras dieron lata por dos años y los grillos nunca dejaron de hacerlo. Pero era MI depa.

Fue un depa que también fue mi oficina, mi salón de juegos y mi refugio. Un lugar en el que se acumularon las memorias (y los cachivaches que debo tirar). Un buen sitio para 40 meses de mi vida.

Aunque por ahora simplemente estoy tres pisos más abajo, dejar mi depa hizo también más real mi siguiente paso. Es cierto, estoy por irme a otra ciudad, otro país, otro continente. Ya no es simplemente mi plan largamente esperado. Está a la vuelta de la esquina.

Adiós querido depa. Te prometo que si regreso al DF, sea en 2012 o en cinco años, lo primero que haré es preguntar si estás disponible.

Esta entrada fue publicada en Vida y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Adiós a mi departamento

  1. Si quieres te lo cuido de aquí a que regreses…
    Y a todo esto, ¿cuándo te vas?
    Saludos!

  2. ROBERTO HERRERA dijo:

    ACUERDATE QUE EN EL 2012 O DENTRO DE 5 AÑOS TAMBIEN TE GUARDAMOS UN DEPA EN VERACRUZ, VER.SIEMPRE TE ESTAREMOS ESPERANDO

  3. luisrha dijo:

    Gerardo, lo apartaron desde un mes antes de que yo me fuera jejeje

    Papá, al paso que van las cosas en Veracruz, es más probable que ustedes me alcancen en Barcelona a que yo me mude allí…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s