Jesús Corona: castigo, sí; destierro del Tri, no

La condena llegó en cuestión de segundos. El entorno poco importa. La provocación artera tampoco. Jesús Corona agredió al preparador físico del Morelia y no merece otra cosa que ser desterrado del Tri de José Manuel de la Torre para “mantener la disciplina”.

¿Qué sucedió esta noche en el Estadio Morelos? En resumen:

– un idiota entró al campo a burlarse de los jugadores del Cruz Azul tras el gol de Jimmy Lozano que sentenció la semifinal a favor de Morelia;

– Chaco Giménez perdió la cabeza y agredió al pseudoaficionado, quien fue rápidamente custodiado por Jesús Corona y Federico Vilar antes de ser retirado del campo por las autoridades;

– la mecha estaba prendida y se desató una fuerte bronca; las imágenes de TV demuestra que, en principio, Corona trató de calmar los ánimos entre ambos bandos;

– el preparador físico del Morelia agredió a Waldo Ponce, defensa cruzazulino;

– Corona respondió dándole un muy duro cabezazo al preparador michoacano.

Sumando esto a su incidente del año pasado, cuando quiso escudarse en un primo para no admitir su responsabilidad en un pleito de borrachos, las buenas conciencias del futbol mexicano exigen que Corona no vista más la playera del Tri.

Corona sin duda actuó mal al golpear al preparador físico del Morelia, pero las atenuantes también cuentan. Su equipo fue provocado al consumarse su eliminación e incluso así su primera reacción fue prevenir una bronca mayor. Mucha culpa tuvo también el preparador de los Monarcas.

¿Cuál es el castigo adecuado para Corona? Probablemente una suspensión de varios partidos en la liga, pero no el destierro futbolístico. Lo de esta noche fue una falta grave, eso no se pone en tela de juicio, pero también lo han sido infinidad de codazos y patadas arteras en la carrera de la mitad de los futbolistas mexicanos.

¿Acaso nadie recuerda las “travesuras” de Cuauhtémoc Blanco? El Temo provocó una bronca monumental contra el Sao Caetano en una Copa Libertadores, agredió por la espalda a un comentarista de televisión en Veracruz y celebró goles simulando orinarse como perro. No recuerdo a las mismas buenas conciencias que hoy piden la marcha de Corona exigiendo la salida de Blanco de la selección.

Démosle su justa dimensión a las cosas. Corona se equivocó, sí. Merece un castigo en la liga, sí. El destierro del Tri, no.

Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s