2008: Año de nuevas experiencias, cambios e incertidumbre

Un año más se va y nos preparamos para afrontar 2009. Este 2008 ha tenido bastantes nuevas experiencias para mí, pero probablemente es también el que más interrogantes me deja de cara al futuro.

 

Recordemos lo mejor del año:

Europa. Hacía mucho que quería visitar el Viejo Continente y por fin me pude dar el gusto con mis propios medios. Tres semanas de rápido paseo por Italia, Suiza, España y Francia –además de un par de visitas relámpago a Alemania y Bélgica– en abril me dejó grandes momentos y, claro, ganas de mucho más.

Ciudades como Roma, Barcelona y París me encantaron y espero algún día tener la oportunidad de vivir en alguna de ellas. Habrá que empezar a buscar becas para hacer una maestría allí… aunque claro, primero tengo que terminar esa bendita tesis de la licenciatura.

¡Libre al fin! La pesadilla llamada El Centro terminó. Lo siento mucho por aquellos que realmente necesitaban el trabajo y que seguramente estarán batallando en lo económico, pero en lo personal fue lo mejor. El proyecto nunca levantó, el ánimo de todos decaía y las condiciones laborales que nos querían imponer eran simplemente injustas. Ahora a pelear la indemnización, a ver por cuánto tiempo…

Primera probadita en hard news. Por supuesto, no todo fue negativo en el periódico. En vista de que ya me resultaba insoportable la rutina diaria en Deportes, al menos pude aprovechar los últimos meses para cambiarme a Ciudad/País y tener mi primera experiencia real como coeditor en noticias de este tipo. Toda experiencia sirve y, quién sabe, quizá algún día decida quedarme a tiempo completo en esta área del periodismo.

De paseo. Además de esas grandes vacaciones del otro lado del charco, me di tiempo para hacer otras visitas. Volví a Coatza tras cuatro años, conocí Guadalajara, regresé a Cholula… se acumularon bastantes millas de viajero en este año.

En concierto. Nunca he sido de ir a muchos conciertos, pero este año fue bastante bueno en ese sentido. Se acabó la espera por ir a ver a Chente Fernández, me la pasé de lujo con Los Fabulosos Cadillacs y ni se diga con Babasónicos. Ojalá se me haga costumbre.

 

Y claro, como siempre hay algunos negritos en el arroz:

¿Y la tesis, apá? Se me acaba el tiempo para cumplir el trámite y sigo sin titularme. Si alguna vez he de cumplir mis propósitos de año nuevo, acabar la tesis en 2009 debería ser lo primero en la lista.

Maldita crisis. Justo cuando pensé que podría brincar de El Centro a algo mejor, que se desata una crisis económica global y de repente se cierran las puertas en muchas partes. Espero no estar en el paro demasiado tiempo, que mis chambas actuales sólo me mantendrán a flote por unos meses.

 

Entre la escasez de oportunidades en lo laboral, la necesidad de titularme y las crecientes ganas de mudarme al extranjero, 2009 pinta pleno de incertidumbre, lo que es a la vez un reto y un problema. A ver cómo nos va…

Esta entrada fue publicada en Vida y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s