2007: Recuento del año y vuelta a la página

A casi dos semanas del final de 2007, me resulta indispensable hacer un recuento del año antes de pasar página y entrar definitivamente en 2008.

Entre las cosas buenas puedo enumerar:
– Conocí más gente y crecieron algunas amistades. Sin que esto signifique que me estoy achilangando -eso jamás-, al menos cada vez soy menos un extraño en el DF.
– Tuve trabajo todo el año, y mejor aun, fueron varias fuentes de ingreso. Esto me permitió darme varios lujos que antes no había podido.
– Por fin me pude encargar de la cobertura de la temporada de futbol americano para el diario, ya no fui sólo el comodín que entraba al relevo. Por extraño que suene, gracias al Madden y la NFL Network he aprendido bastante más acerca del juego y, de paso, he mejorado muchísimo mi inglés.
– Por primera vez estuve en la vuelta de una final del fut mexicano. Lo mejor de todo es que fue en Cancún, que también fue mi primera visita a tan bonito -aunque carísimo- lugar. Lástima que los Pumas perdieron.
– Los Patriotas me dieron una temporada de grandes satisfacciones… y muchas apuestas ganadas.
– Finalmente me independicé por completo. Ya tengo mi minidepartamentito y pago todas mis cuentas (y algunas que no son mías). Supongo que en cierta forma eso significa que ya soy un adulto.

Sin embargo, también hubo cosas qué lamentar:
– Pasé el momento más triste que puedo recordar y una de las temporadas más difíciles que me ha tocado vivir.
– Cometí algunos errores y tropecé con piedras que ya había enfrentado en el pasado. Debería aprovechar mejor ciertas experiencias para no regarla una segunda vez.
– Una vez más, estuve muy poco tiempo con la familia. Sin duda tengo que hacer algo para ir a Veracruz más seguido.
– El periódico resultó ser más chafa de lo que se pudiera uno imaginar. A decir verdad, se trata del proyecto más pobre del que he sido parte. Qué se le va a hacer, encontrar algo mejor será cuestión de tiempo.
– Me quedó claro que algunas personas que decían ser mis amigos no lo son tanto.

De momento eso es lo que puedo decir de 2007. No es todo lo importante, pero quizá sí lo más significativo y tampoco se trata de anotar cada detalle. Más tarde o en unos días volveré con los propósitos para 2008.

Esta entrada fue publicada en Vida y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s