Se terminó

Tras muchas semanas pensándolo, por fin tomé la decisión: me voy de Excélsior.

La ansiada promoción llegó, pero el aumento salarial me parece ridículo. No se diga el hecho de que un administrador de pacotilla pueda evitar que se haga efectivo. Y para colmo de males a la gente que se merece tomar las plazas que quedaron libres les quieren hacer también un pequeño aumento y ya.

En fin, lo que comenzó como un proyecto ilusionante ha terminado por hartarme. Es hora de dar un paso al costado y buscar algo nuevo.

Ya veremos cómo nos va…

Esta entrada fue publicada en Vida y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s